Forjando la nueva creatividad

El 30 de septiembre, en las instalaciones del Hotel Presidente Intercontinental, el director del Departamento de Creatividad de Vértice Comunicación, Eduardo Ávila, ofreció una ponencia sobre el tema que más lo apasiona: la creatividad.

En la conferencia Eduardo se preocupó por incitar a los presentes a romper esquemas en el proceso creativo, asegurando que la creatividad más estimulante es la que tiene límites; la que lleva a hacer algo con un sentido a través de una propuesta específica, porque así es como se aprende a aprovechar las limitaciones y hacerlas jugar a favor.

En experiencia propia, el director admitió que durante el proceso siempre habrá discrepancias entre el creativo y el concepto del cliente, pues es algo normal; sin embargo, lo importante de estas diferencias es encontrar puntos de unión a favor de la marca.

“Habrá muchos momentos en que sea complicado hacer llegar tus ideas al cliente y que éste las acepte tal cual; puede que existan discrepancias, la marca quiere algo y tú, como creativo, tienes una visión muy diferente; esto puede provocar choques, pero al final esas limitantes que te pone el cliente son el verdadero reto creativo, y eso nos lleva a tener que encontrar puntos de acuerdo que construirán los puentes para llegar a trabajar por un bien común, por la marca, tal cual, más allá del nombre del cliente o del creativo”.

Tras su intervención durante el evento organizado por el grupo Kätedra, Eduardo celebró la buena recepción del público y, aunque llegó a impartir su disertación a nombre propio, confesó que le resulta casi imposible separar a Eduardo Ávila de su papel en Vértice, del cual se siente orgulloso respresentante.

“Después de un tiempo aquí (en Vértice) y, sobre todo, cuando significa tanto para ti, es difícil separar a la empresa de tu personalidad. Y sabes bien que aun cuando estás afuera, tú eres la imagen de Vértice hacia el público; creo que de algún modo durante esa plática no sólo estaba hablando por mí, sino que más bien expresaba la filosofía creativa que tenemos, lo cual nos hace lo que somos”, explicó.

En cuanto a la creatividad mexicana, Eduardo consideró que gran parte del problema es la falta de identidad y orgullo, y está seguro de que la única manera de hacer que esta actividad sea reconocida a nivel mundial es plasmando los distintivos rasgos de la cultura mexicana, sin caer en los clichés que hasta ahora se han usado.

“No todo en la creatividad mexicana puede ser representada con luchadores. Más allá de eso, no podemos apelar a personajes célebres del país para representar lo que somos, no todos los mexicanos son Frida Kahlo o Diego Rivera, tampoco El Santo; no sé tú, pero yo no soy un luchador; estoy seguro de que para que la creatividad mexicana sea entendida y reconocida, hay que dotarla de una personalidad más profunda, mejor trabajada, que realmente dimensione lo que somos en México como país.”

Así él, como parte primordial de Vértice Comunicación, ratificó su compromiso con la enseñanza y la especialización para un mejor futuro, formando nuevos creativos que estén conscientes de la problemática a la que en algún momento se enfrentarán, y dándoles armas para afrontarlos de manera acertada, así como invitándolos a luchar por la creación de una identidad mexicana dentro de la creatividad que englobe lo que nuestro país fue, es y será.